Libros

Publicados en papel y en digital

La noche de Tromsø

Una novela bizarra de vampiros vikingos

Muchos señores feudales tienen sexo con la esposa del siervo en su noche de bodas, pero al señor de Tromsø le sabe a poco. Exige que los hombres se casen al principio del invierno, cuando el sol de Noruega no alumbra, para poder gozar durante dos meses del derecho de pernada.

Los vikingos transigen a cambio de protección. Total, el señor es un vampiro: no desea el virgo, solo les chupará un poquito la sangre mientras la aurora boreal brille en el cielo nocturno, y luego las devolverá más dóciles. En la Edad Media, la honra es sagrada, pero ¿alguien ha tenido en cuenta la voluntad de las mujeres?

Un vampiro escrupuloso, una dama esquiva, un joven despechado, un capitán curtido, un abuelo murciélago, un cura borracho, una monja forzuda y un enano jorobado, enredados en La noche de Tromsø. Una novela bizarra de vampiros vikingos.

La noche de Tromsø
Infancia

Historia de un escritor

1º Parte. Infancia

Experiencias que forjaron mi pasión por la literatura

En la primera parte de mi autobiografía, Infancia, te ofrezco un recorrido vital que comienza poco después de que el hombre pisara la Luna, abarca mi pasión por las historias, cómo comencé a pagarla con las clavículas de Tarzán, la alegría de las vacaciones de verano, los recuerdos de familia, de la escuela primaria, de mis primeras lecturas, el miedo a la muerte, el amor por el cine, por el mar, por el fútbol, las carreras y los videojuegos, hasta los misterios de la vida preadolescente, pasando por mis primeras creaciones: comic, cuentos y teatro de títeres.

Sílbriga

Aventuras en el culo de la galaxia

En el culo de la Galaxia, Sílbriga, un planeta agrícola y tecnológicamente atrasado, prospera gracias a la escasez de alimentos. El Sargento Primero J. Connery parece el único consciente de que la Federación Unida de Planetas está demasiado lejos, y el imperio Vexel demasiado cerca.

Entre las cloacas y las luces de la capital, un empresario traidor, una enfermera lesbiana, un líder consagrado, un científico loco, un falso ventrílocuo y un virrey cobarde querrán forzar a Connery. Sometido a profundas transformaciones dejará de ser un macho alfa, pero algo en él no cambiará: su lealtad a la República de Sílbriga.

Novela breve, espíritu de bolsilibro, sátira de la Argentina, pulp, sexo explícito. No apta para menores de 18 años.

Sílbriga
Adolescencia

Historia de un escritor

2º Parte. Adolescencia

Mi adolescencia comenzó en 1982 con las segundas nupcias de mi padre, el principio del colegio secundario, el contexto de la Guerra de Malvinas, mi cumpleaños número doce, el descubrimiento de la vieja editorial Minotauro y, finalmente, de El señor de los anillos, el segundo hito narrativo de mi infancia, en plena preadolescencia, a mis trece años. Esta segunda parte, irá hasta 1988, otro año de muchos cambios. 

La Primera Edad del Mundo

Una parodia del Génesis

El maldito de la Vía Dolorosa en busca de la fuente de la eterna juventud, junto al pícaro que quiso burlar a la Muerte para convertirse en el hombre más viejo de todos los tiempos.

Separados por un nuevo Fin del Mundo, el cuento de Matusalén transporta a Ausero, el Judío Errante, a la época en que la Tierra ocupaba el centro del universo y el cosmos estaba regido por una nube de éter; cuando los hijos de Adán y Eva vivían cientos de años en pelotas, sin saber que los Jinetes del Apocalipsis rondaban la entrada abierta de la cárcel de Lucifer.

Parodia del mito bíblico, esta novela fusiona los apócrifos, la ficción sentimental, lo maravilloso medieval, entre otros géneros, y los amalgama con humor a distintos niveles: slapstick, homenaje a la fantasía, tributo al Siglo de Oro, diálogo que retuerce el credo. Una comedia demoníaca donde el estilo está al servicio de la historia. La historia verdadera de la Primera Edad del Mundo.

La Primera Edad del Mundo
Scroll al inicio
Promoción

Suscríbete

No temas, uso la lista de correos para avisar de próximos lanzamientos y enviar regalos sorpresa. No pienso abusar de tu paciencia escribiéndote a cada rato.

Promoción